Terapia láser para tratamientos musculares: LLLT, Soft-Laser, Laser frío

La terapia con láser de bajo nivel (LLLT) es un tratamiento médico alternativo que utiliza el láser de bajo nivel o diodos emisores de luz para alterar la función celular. A pesar de que la LLLT es controvertida en la medicina convencional, son cada vez más las personas que lo están utilizando debido a las mejoras que están obteniendo.También sigue en debate en qué campos son en los que es mas eficaz. A día de hoy todavía se tienen dudas sobre las dosis, la longitud de onda, el tiempo de la terapia y la pulsación.

Lo que si es cierto es que mejora la recuperación del tejido a través de un proceso llamado Photo Bio Estimulación. Se ha demostrado que las células emiten luz infrarroja de bajo nivel a través de los biofotones. Éstos a su vez permiten la comunicación entre las células estimulando el proceso de curación al ayudar a reestablecer la natural composición del ADN.

Diversas investigaciones han demostrado que las células emiten luz infrarroja de bajo nivel a través de los biofotones. Éstos a su vez permiten la comunicación entre las células estimulando el proceso de curación al ayudar a restablecer la natural composición del ADN.

En consecuencia, cuando nuestro cuerpo absorbe un rayo láser frío, se estimula la actividad de las células, se intensifica la comunicación intercelular y se mejora la circulación sanguínea.

Estos son los campos en los que se está ejerciendo la terapia con resultados positivos:

Dolores del esqueleto, tejidos y lesiones Bursitis, distensiones musculares, dolores (muscular, articular, post operatorio), artritis, fisuras, dodo del tenista, distensiones musculares, trastorno temporomandibular, fracturas, latigazo cervical, lumbalgia, tendinitis, síndrome del túnel carpiano.

Recientes investigaciones realizadas por la Universidad de Rio Grande do Sul de Brasil concluyen que gracias a este tipo de tratamiento se puede acelerar la recuperación muscular después de un entrenamiento intenso; Las investigaciones se realizaron con los equipos “THOR DD2 Control Unit” y el “Láser Infrarrojo Cluser Probe”;

En la prueba se escogieron a 38 hombres con edades comprendidas entre los 19 y 35 años.

La mitad de ellos recibieron un tratamiento real con LLLT y la otra mitad con el laser desconectado para ejercer un efecto placebo. Tras el tratamiento los voluntarios tenían que completar varias series de extensión de piernas. Estas personas se sometieron a entrenamiento y tras 24-48 horas pasado el entreno las personas que habían recibido tratamiento de LLLT tenían mas fuerza en los músculos de las piernas comparado con los del grupo del láser sin conectar.

Las investigaciones por tanto concluyen que los tratamientos con laser de bajo nivel mejoran el desempeño atlético y la recuperación muscular.

 

One comment

  1. Agustin dice:

    Muy buen trabajo. Todo lo que sea mejoria para la salud bienvenido se. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*