Errores del deportista

Muchas veces para llegar a nuestros objetivos como deportistas cometemos errores que a la larga se pagan bastante caros.
Por ello quiero mostraros algunos de estos errores que están presentes en nuestros entrenamientos y que debemos evitar.

Mala alimentación:
Quizás seas uno de esos que come de todo y siempre tiene un cuerpo esbelto o, los fines de semana tienes tus excesos con el alcohol pero al día siguiente no sabes lo que es la resaca. Estos casos no son muy comunes y es muy probable que a la larga pase factura en tu cuerpo.
Por ello, es muy recomendado para un buen deportista llevar una dieta equilibrada, rica en verduras, grasas saludables, cereales integrales y proteínas de alto valor biológico, de hecho, dietistas y nutricionistas ponen peso a más del 50% en la alimentación que al entrenamiento. Es posible que estés entrenando muy duro sin embargo no obtienes los resultados que esperabas. Probablemente debas revisar tu alimentación.

Monotonía:
Es muy fácil en algunos deportes caer en la monotonía. No es fácil salir 3 o 4 días en semana, y hacer siempre lo mismo, la misma ruta, el mismo entrenamiento. O ir al gimnasio y machacarte siempre en las mismas máquinas.
Por eso recomendamos desde aquí hacer ejercicios alternos, si te dedicas a ejercicios aeróbicos que dediques al menos un día para los de fuerza. Por otro lado que varíes tus ejercicios, diferentes tablas de entrenamiento, por ejemplo. Estoy seguro que en internet puedes encontrar muchas de estas tablas que harán más divertidas tus sesiones de entrenamiento.
Recuerda que para poder avanzar debes estimular tu mente y la monotonía no ayuda a ello.

No dormir las horas necesarias:
La gente deportista por lo general, no suele tener muchos problemas de sueño. Son muchos los que aprovechan, se quitan más de una horita por las mañanas de sueño y realizan su entrenamiento. Esto está muy bien para aprovechar las horas del día, pero recuerda adelantar la hora en la que te vas a dormir, es probable que si no lo hagas a la larga también te pueda pasar factura.

Sobreentrenamiento:
Este es un error muy común, querer llegar a un objetivo muy rápido, salir a entrenar todos los días para conseguir esos tiempos que tenemos marcados, machacarse en el gimnasio todos los días porque ves que ese músculo que te gustaría que se marcara no evoluciona. Probablemente lo que estés consiguiendo con esto es justamente el efecto contrario  y estarás sobreentrenado. Llegará un momento en el que el cuerpo diga hasta aquí y no haya evolución. Para evitar esto siempre es aconsejable llevar tablas de entrenamiento en base a un objetivo que te marques y nunca sobrepasarlo pensando que vas a llegar antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*