Alergia y Deporte

      Como bien sabéis cada vez que llega la primavera practicar deporte parece que se pone un poco cuesta arriba. Son muchas las personas que dejan de practicar deporte por culpa de los síntomas que padecen. Si bien es cierto que hay que tener muchas precauciones a la hora de ponerse manos a la obra, no es nada recomendable no hacer nada pues el no enfrentarse al problema lo único que hará es empeorar los síntomas.

Os voy a indicar una serie de consejos cuando vayamos a realizar deporte en periodos de alergia.

  • Si vas a salir a correr, es importante que lo hagas en las horas en las que haya menos polen. Lo normal es que las horas de madrugada, muy temprano o por la noche los niveles de polen sean menores así que los síntomas también lo serán.
  • Días de lluvia o nieve. No hagas que estos días, normalmente por el frío te impidan salir a correr, pues en estos días y posteriores gracias a la humedad los niveles de polinización disminuyen considerablemente. Prepárate y sal a la calle.
  • Lo más importante es que te informes sobre los días de lluvia y sobre los niveles de polinización en las páginas que te hemos recomendado.
  • Muy importante después de correr es una buena ducha, lavar la ropa y ponerse ropa limpia así conseguirás deshacerte de todo el polen que hayas cogido.
  • Los peores días para salir a correr son los días que hace mucho viento pues el viento lo que hace es esparcir el polen por todos los sitios. El ambiente estará cargado de polen, los niveles de polen aumentarán considerablemente.
  • Si prefieres no arriesgar te aconsejamos también realizar otros tipos de deporte en interior. Lo mejor para ello será practicar la natación. Básicamente porque con la humedad del agua de la piscina, los niveles de polen prácticamente desaparecen y te permitirá continuar estando en forma aparte de todos los demás beneficios que tiene este deporte.
  • También puedes practicar deporte en cualquier gimnasio. Durante el tiempo que estés dentro realizando prácticas aeróbicas los síntomas serán muy buenos, pero cuidado al salir después a la calle.
  • En casos de asma alérgica recomendamos encarecidamente practicar la natación. Se sabe que las personas que practican natación ven mejorados sus parámetros de funcionalismo pulmonar de reposo con respecto a la población general. Con toda probabilidad por el control de la respiración y las maniobras respiratorias durante los numerosos entrenamientos.

Os voy a indicar algunos casos de deportistas de élite que consiguieron superar esta enfermedad y que nos hacen ver que no nos debe impedir la práctica de cualquier deporte.

Miguel Indurain es alérgico y asmático. Le culparon incluso por dopaje por usar el ventolín. Es la mejor prueba de que los alérgicos y los asmáticos podemos y debemos hacer deporte. Que incluso podemos llegar a triunfar en el deporte.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*